I like the way… the thension and the spark

De vez en diario,  sobretodo cuando me peleo con mi socio o con la gente que no pertenece a la industria del entretenimiento, me pregunto si serán consientes del poder que tiene una rola.

Todos los días, los que le damos machin a a través de los medios, o en las disqueras,  agencias, bla, bla, bla que hacen que funcione la industria de la música, nos metemos con o sin permiso a las vidas de las personas.  Poquito a poco,  podemos ir haciendo que una idea se clave en la mente, que la letra de cada track que llega sea capaz de formar parte de la historia de un perfecto desconocido a miles de kilómetros o en la cuadra de al lado.

Si de por si soy bien méláncolica, esta semana que tuve que decirle ádios a mi abuela, con más ganas.   El despedirla me ha hecho voltear a ver todos los putazos de hace decádas que me convirtieron en la alimaña que soy.

En 1999,  estaba preparándome para salir de la primaria, y estaba más perdida en el mundo que mi gata después de que la anestesia el veterinario.   En aquel entonces la que fue mi mejor amiga,  trajo como propuesta esta pinche joya para el horrible vals de despedida de sexto.

 

Si, estaba de moda, si sonaba por todos lados,  pero tenía algo, que solo con los años pude entender y sentir.

Para 2001, mi mundo había colapsado totalmente, perdí la vista, un tratamiento con altas dosis de cortisona, el cuerpo desfigurado, venas hiper infiltradas y catéteres infectados, ese era mi mundo y solo había una cosa que evitara que me volviera loca entre todo ese dolor… este disco.

Como no podía ver, y durante mucho tiempo ni levantarme de la cama me dejaban mi único escape eran las letras de este disco,  a la fecha todavía me las se de memoria. Disco que por cierto me compró mi abuela cuando se dio cuenta que lo único que mantenía en pie a su mocosa era la “música de locos” que escuchaba. Con el tiempo después de recuperar la vista vino este otro disco que ya compré personalmente en una tienda de discos, allá el rancho grande, allá dónde vivía.

Este disco tenía 3 rolas que sin entenderlas del todo, me movían el corazón bien cabrón: Affirmation, Two beads and a coffee machine y  The lover after me.  Por esa temporada los trajeron por primera vez a México, y por primera vez el Teatro Chino de Six Flags sirvió de foro para un show masivo… al que no fuí. Básicamente porque todo mundo tenía pánico de que se me desprendiera la retina o se infectara alguna de las muchas heridas que tenía abiertas.  Me tuve que conformar con ver esto en la tele, y escuchar por la radio con mi mejor amiga al teléfono que estaba en Saltillo el show a la que ninguna de las dos podía ir.

Nos hicimos una promesa, cuando ella regresara a la Ciudad ibamos a ir a ver a Darren Hayes, lloviera, tronara, relampagueara, sin importar el costo moral o económico.

 

3 de junio de 2002. 

Nos salimos con la nuestra conseguimos los boletos en Alfa Radio, después de horas y horas pegadas al teléfono y torturando locutores. Y algo pasó. Aquí ya no era savage garden era solo Darren comenzando su carrera, pero se aventó justo Truly Madly Deeply después de Instatiable … todavía me enchina el cuero el recordarlo.

Terminando el show,  y ya que entendía realmente que diablos es lo que decían las rolas de los discos anteriores de Savage Garden y este como solista, algo valió madres,  con el Hard Rock comenzando a vaciarse y viendo los colapsos nerviosos de las otras fans… me quedo claro que  hacer que esas cosas ocurrieran iba a hacer el motor de mi vida.  No importaba cómo, no importaba cuando, pero yo quería que esa energía que se sentía en ese show,  llegará a otros, a cambiar la vida de alguien, como la cambio en la mía.

Después de esa noche,   una serie de coincidencias, me permitió conocer a las  personas que me pusieron en ese camino para que hoy, 20 años después,  este haciendo exactamente eso que quería hacer.

Una rola, sin quererlo cambió Destino, o quizá solamente desató algo que siempre estuvo ahí, y solo sirvió de pretexto.

¿Y cómo diablos del pop más enfermo pase a la música electrónica?

Bien simple, dos cosas,  mi mejor amiga de ese entonces me la presentó junto al B-jay en 2003, poco antes de comenzar ´+Mas Nescafé,  y que el siguiente disco de Darren Hayes, resulto ser ligeramente electroso.

Hace rato, vi este twit.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Hoy, esa rola que fue el principio de lo qué necesite para encontrar mi camino, cumple 20 años. Antier, me tuve que despedir de mi abuela físicamente,  y me la he pasado haciendo un recuento de cada gran golpe en los que me acompañaron tanto mi abuela como estos discos, estas rolas. A partir de lo más mainstream del mercado, la vida me regaló la oportunidad de encontrar una guía para lo que SI quería en la vida.   La obra como la industria de la música,  con solo el hecho de funcionar me mostraron una cara  distinta a la que acabé sumándome en cuanto se abrió una puerta.

A veces se nos olvida que detrás de las cifras, detrás de las ganancias, y de las mentadas de madre, están las historias de los fans, está la gente a la que a través de lo que consume en los medios y plataformas que nos dan un chingo de números que poner en una presentación de power point para que alguien ponga la lana necesaria para seguir echando a andar esta máquina intangible de sueños.

Que no se les olvide, y ustedes, fans, no se les olvide que eso que hoy siguen les de una gran historia que contar cuando cumpla 20 años de su lanzamiento.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .