Cuando los socios atacan.

Be Tronic, como lo he dicho siempre es un imposible,  que funciona en parte porque estoy bien enferma, y hay atrás un equipo que confía en mi experiencia como profesional. Aunque el 90% de las veces me estoy muriendo de miedo.  Me ha costado un buen rato hacer un recuento de daños de qué ha sido lo que ha salido mal,  asumiendo mis propios errores y  los de la gente que me ha acompañado en el camino.

Y ahí les va una lista, en parte personal y también profesional, como todo este blog está entremezclado.

Duelo

Desde 2014 venía acumulando duelos, marca diablo,  la muerte de mi tía,  la falta de lealtad de mucha gente, el dudar de mis capacidades porque no podía repartirme en 300 partes al mismo tiempo para poder ayudarle a mi papá como me habría gustado, pues tengo un hermano autista sazonado con, epilepsia, y retazo mental de alto grado.  Y además estaba el proceso de muerte de mi abuela, que terminó finalmente por ocurrir el 15 de Enero de 2019. Había noches y días enteros que me distraía el dolor, por nunca haber tenido tiempo para procesar esas emociones.

Confía en mí… 

Si hay algo a lo que le tengo pánico es a esa frase. Y es lo primero que salió de la boca de personajes en los que confié para hacer cosas que yo no había aprendido a hacer o desarrollar.  “Delega, confia en mí” Si claro, y al final de cada mes venían enfrentamientos por qué ese delega y confía en mi significaba que no iba a tener materiales con que trabajar.  Materiales, formas, mails, contactos, cosas que yo no tenía, ni sabía hacer, a final de cuentas de todas maneras tuve que aprender a hacerlos y  perder la poca confianza que tengo en la gente.

Eres la directora y tienes que…

Dulcificar tu imagen, eres muy agresiva, bla, bla, bla…  Claro que soy agresiva, mi historia personal, y como profesional en una industria de hombres, requiere tener un carácter endemoniado para sobrevivir.   Por lo menos públicamente, que ese es parte del personaje público que me inventé hace 15 años.

Lo que si salió bien, fue que aprendí a cambiar mi imagen, en función de a con quién iba a hablar o negociar. Porqué aunque ustedes no lo crean, nunca nadie en las oficinas en las que trabaje me explicó como funcionaba esa parte del lenguaje no verbal en el mundo godín.  Se va oír soberbio, pero si acababa trabajando con o para alguien era por mis capacidades, resultados o fama, no por lo que pensará de mi un ejecutivo de nivel medio o bajo o por cómo me vistiera todos los días para ir a trabajar. o al menos eso pensaba yo.

Quién estaba convencido de mi presencia generalmente han sido mandos altos,  me he pasado por el arco del triunfo a ese departamento al que le dicen, que le llaman Recursos Humanos.  Quienes me contrataron siempre,  fueron de puestos muy altos.

Descuidar mi presencia digital

Por jugarle a la directora, tener que cubrir bases que ni siquiera sabía que existían, o que realmente no eran necesarias, pero que los godinez, más godinez que yo decían que eran importantes, descuide mi propia generación de contenidos,  que es lo que me di cuenta que nutre a  cosas como Be Tronic Learning, Las entrevistas en La Lavanderia y las editoriales fuertes de Be Tronic. 

Buscar personal, hacerme cargo de la dirección editorial en lo que las bendiciones aprendían cómo diablos se hacía eso… siempre es un reto y más cuando eres la única que sabe que es lo que se necesita para tal o cual perfil de puesto que no tiene paralelo en el mundo godin o por lo menos, se hacen los que no entienden.

Dedicarle demasiado tiempo a las bendiciones. 

Ah mis pequeños bebés de luz… del infierno.  Los miembros del crew de Be Tronic, fueron elegidos a través de un proceso de selección sui generis. Pero muy funcional,  pero a veces como cualquier bendición, HAY QUE REPETIRLES LAS COSAS COMO 30 VECES.  Y se supone que había gente  en la que podía confiar para poder soltar y yo dedicarme a cosas como, negociar un festival,  un booking internacional,  ir a eventos a hacer networking, ese tipo de cosas que alguien con menos experiencia francamente no puede hacer.

Pero ni madres,  entre su falta de confianza y el que de repente piensen que todo es para una calificación aunque ya no estén en la escuela, hacía que cosas de capacitación se les olvidaran muy frecuentemente, me emputara, quisiera asesinarlos de vez en diario y me distrajera de ese tipo de objetivos.

Reunir un equipo de instructores para la industria de la música electrónica 

Para empezar eso requirió de todas mis habilidades maloras, para mover mi red de contactos y seleccionar a los indicados, que fueran capaces de explicarles a las criaturas que cayeran en Be Tronic Learning de que lado masca la iguana y de que lado pega el diurex de la industria de la música electrónica.  Y eso requirió de un movimiento, también muy doloroso,  poner por pazos y diseccionar mi propio proceso de construcción de marca.

Que para mi fue algo totalmente natural, pues alguien vio mis capacidades y talentos naturales, sin que me diera cuenta, y poco a poco los fue fortaleciendo hasta convertirlos en algo funcional para la industria.  ¿Y cómo se crea un manual o una formula de algo que se hizo a mano?

Les adelanto, con mucho mucho dolor.  Por que eso implico volver sobre cada paso en el pasado y ver con otros ojos mi propia historia, que cambio generó que supiera hacer a, b, y c, para  que d, e y f, funcionaran y luego g, h e i, dieran resultados.

Y eso de hecho a mano, no es una exageración, es una descripción, es un proceso tan único, que se detuvo conmigo hace 11 años que llegué yo a este show cómico, mágico, musical.

Una vez identificados los elementos, vino la parte divertida, encontrar a los instructores necesarios para esto,  invertí mucho tiempo en la gente que por ejemplo, me enseñó a estar frente a una cámara, en una conferencia de prensa en un ambiente muy hostil, teniendo, no más de 22 años y tener que darle pauta para atacar a un equipo de cabilderos políticos… en esa área son buenísimos, pero la neta no hablan idioma de la música electrónica, entonces pase una 120 horas explicándoles, términos, usos y costumbres etc, para que a la mera hora, por ejemplo, no etendieran nada y no  me mandaran un catalogo de servicios, cómo el que si me mandaron personajes como Erick T,  o mi socio después de que le metí unas muy buenas gritonizas.

Y hablando de Erick T, por ejemplo, el fue un hallazgo incidental, el quería dar una master class de producción, yo tenía la infraestructura y la cerveza para ello, como venimos de la misma industria y hablamos más o menos el mismo nivel de ñoño,  con el fue fácil, y sin estire y afloja porque entiende de que demonios hablo.

Luego decidí arriesgarme con Edwin Blaze, que si bien es parte del crew de oficina de Be Tronic, y sabía que había sido instructor de Djing, me daba miedito porque si bien confiaba en sus habiliades como Dj y productor, como instructor no estaba segura, hasta que vi su primera clase, y si un mocoso de 12 años le entendio y ahora tiene habilidades básicas de mezcla, es porque mi criatura es una auténtica reata para esa área.  Denme chance,  hasta ese momento llevaba 100 planas por no revisar su correo electrónico cuando debía.

No puedes atemorizar a todo el mundo, aprende a tratar con godinez. 

Como les dije arriba, a mi siempre me contrataron desde puestos muy altos, generalmente nunca pasaba por un proceso tradicional de contratación.  Luego entonces, mi trato generalmente siempre fue con mis jefes, y además que eran francos, duros y directos como yo comprenderé, no tenían tiempo para sentimentalismos, ni formas, si les mentaba su madre, no se enojaban, al contrario,  sabían que lo hacía porque había identificado un problema y sus berrinches me impedían corregirlo.

Cuando rentamos la oficina,  mi socio todos los días decía: Los asustas, trata de ofrecer una tregua, y habla su idioma.  Idioma que me costó descifrar porque en mi mundo había, mentadas de madre, y uno que otro chingadazo para evitar un periodicazo, no un ticket para reportar que fulanito de tal, no había cumplido con la reservación que le había pedido.  O que la pinche impresora del piso no funcionaba.  Es más, nunca había tenido que utilizar un CRM para levantar un ticket y esperar como babosa a que alguien se dignara a responderme.

Después de observarlos varios meses,  vi como se comportaban y aprendí  cuales eran sus motivaciones y entonces si, como siempre en la vida, pude comenzar a crear un puente de comunicación. Me habría sido más fácil si alguien en algún momento me hubiera dicho como era ese mundo que me parece tan ajeno… la ironía es que quien me dijo eso, y quien más o menos me ayudo a descifrar el sistema, hoy se queja de que los godinez millenials le van a causar una apoplejía porque no lo dejan matarlos… a mi tampoco me dejó él, en su momento, es  más me obligó a hablar su idioma y camuflarme con ellos, cuando soy un depredador nato. Muy sádico por cierto.

También deje entrar godinez a godinizar  de forma prematura, procesos y maquetas, que  por cierto,  no han concretado porque son godinez y esperan una recompensa inmediata y eso, no va a pasar.

Vendedores

Yo la neta, creía que no sabía vender, pero siempre me dicen que vendo muy bien lo que hago…  Es que no lo vendo, lo amo tanto que no puedo evitar hablar con pasión de lo que estoy convencida y sé como funciona.  Tratar de reclutar vendedores a pesar de las comisiones sean millorias, literalmente ha sido un imposible. Por qué muy simple no entienden cómo se mueve esto, quiren poner en gráficas, indices cómo:

La fama, que es subjetiva

Alcances, que pueden ser trucados

Costos y estimaciones, de cosas que en su vida han puesto en practica

Vamos, que quieren vender un Ferrari como si fuera un Tsuru.  Les enseño el Ferrari, y buscan dónde poner la llave cuando esto tiene un dispositivo de encendido electrónico y distancia.    Y lo que necesito es uno que sea capaz no solo de ver el Ferrari, si no que sea capaz de manejarlo, sentirlo, amarlo y respetarlo, todos los días de su vida, bueno no, me conformo con que sea hasta el final de evento.

No seguir mi instinto

Yo sabía que  hacer ciertos eventos era prematuro, que faltaba robustecer muchas aristas antes de aventar al público un concepto como el de La Lavanderia versión fiesta. Pero no, ahí voy de guey, después de 400 confía en mí,  y el yo tengo el post mortem aquí, te mando el reporte (nunca) para que podamos crear una estrategia… ni siquiera supieron avisarme cuando era un puente vacacional por ejemplo.

Y a final de cuentas ¿Quién se quedó a reparar todo y preparar esos post mortems? La que escribe este post.

Y esa es solo una pequeña parte del upgrade que ha sufrido Be Tronic y yo misma en los últimos 3 años.  Para bien y para mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .